Amor Humano – Abba-Ama-Pan-Gaia Skip to content

Experiencias Místicas con Angélicos Seres Humanos

Primer Amor a primera vista
Pequeña Ángel Niña y sus Pedernales del Cielo
Bebito Bonito con la Sonrisa del Cielo
Sola Soledad

Primer Amor a primera vista

Antes de cumplir mis dulces inocentes trece años, antes de que mi Alma fuera expuesta a los males del factor humano, mi puro y célibe corazón fue atravesado por las flechas de Cupido. De pronto, me encontraba al lado de esta hermosa belleza angelical de carne y hueso, que en un instante, se convirtió en mi gran amor, mi primer amor a primera vista. Esta Flecha de Cupido por otra Alma era un Verdadero Amor por una Compañera Espiritual, ya que mis hormonas aún no se habían activado para buscar una mujer material. Cinco décadas después de este mi primer encuentro de amor a primera vista, aún recuerdo cada detalle de pasión que atravesó mi corazón, sin ningún tipo de compasión, por la salud del Alma de mi casto Corazón. Los seres humanos, muy de repente, y sin previo aviso, habían arrojado a mi Virgen Alma a las frías aguas del fuego del amor apasionado, sentándome junto a una ‘Pequeña Ángel Niña’, durante un examen para ingresar a una escuela mixta, que contenía este nuevo ‘elemento’ en mi vida, llamado niña mujer, en mi mundo que yo conocía de hombres. Después de estar varios años en una escuela de varones, de pronto ya no estaba mas en el Planeta Marte con solo varones, sino que estaba en la Tierra, exponiendo mi vulnerable Alma a un mundo con mujeres de Venus. Debo haber sido ya un genio a esa temprana edad al haber aprobado ese examen de ingreso, ya que no puedo comprender cómo hice para concentrarme, entender, y responder, a todas las preguntas del examen, cuando tenía a mi lado al mas hermoso Ángel que solicitaba toda la atención de todas mis neuronas, y la inteligencia de mi Alma. Así, muy de golpe me encontraba sentado al lado de este precioso Ángel, de carne y hueso, apreciando la bellísima hermosa visión de este nuevo Ser de Dios que de pronto se me había aparecido en mi vida. Estaba estupefacto, deslumbrado desconcertado, ante tal hermosa angelical criatura, de una total adorable inocente pureza, con un largo hermoso dorado cabello, con unos enormes hermosos ojos que miraban mi Alma, observaban mi Corazón, sonriéndome con esa adorable sonrisa con unos preciosos labios que derretían por completo el cuerpo de mi Alma, que ya sufría, con gran ansiedad, por su Alma Celestial. Al encontrarme con el Espíritu de este ‘Ángel’, de inmediato alejé mi mirada de los hermosos ojos de la Hermosa Niña, en defensa propia, para encerrarme en mi ‘ser autista’, pues me encontré aterrado, mas bien muerto de miedo, ante la Visión de esta Aparición, que parecía ser un Ángel del Cielo. Mi alterado cuerpo liberó las hormonas de huída y lucha, por el temor que sentía por la Pequeña Hermosa Niña, que en un instante se había convertido en la amenaza de mi sanidad mental y equilibrio espiritual. Ciertamente, cuánto temor sentí ante la pequeña niña, que me sonreía, con la mas Hermosa Sonrisa de Pura Belleza Celestial. O Dios! Sentimiento Paradisíaco del Santo Amor del Espíritu Santo! Si tan sólo pudiera congelar para siempre ese Divino Momento de mi Encuentro Angelical con esta Hermosa Niña Celestial! Allí estaba, junto a la más hermosa y adorable niña, que jamás había visto y que vería en toda mi vida, que tocaba a mi puerta, a mi Alma, a mi Corazón, con su Sonrisa del Cielo, invitándome a entrar en este nuevo Paraíso de los Cielos, con el Éxtasis de la Pasión de Amor, para adorar a la Niña Mujer Madre Amor Puro Santo de mi Corazón!

Treinta años más tarde me dijeron que mi celestial vecina era hija de un sacerdote y así pude entender mejor que la Pequeña Ángel Niña había sido muy bien entrenada en el Arte de los Ángeles. Aún hoy amo a esta niña, y el sentimiento de amor que sentí ese ayer, aún persiste hoy, para tener en mi mañana la dulce memoria de mi inocente pasado con mi entonces casto puro Corazón. Jamás le dirigí siquiera una palabra a mi celestial compañera de clase, durante dos largos años, pues estaba aterrado de tener un encuentro cercano espiritual con esta linda visión femenina de este mundo terrenal. Fui torturado por la hermosa presencia de la Pequeña Ángel Niña durante dos años, hasta que un día se me desapareció de mi vida, para pasar a la historia de esta sección. Mi Pequeña Ángel Niña pronto fue reemplazada por mi segundo amor a primera vista, que pronto sería reemplazado por mi tercer amor a primera vista, que rápidamente fue reemplazada por una cuarta, y aún por otras mas, hasta el día en que se me Apareció el Amor a Prima Vista (OC). Dios Espíritu Santo, te pido por favor, mándame otra vez tu Pequeña Ángel Niña, para que pueda una vez mas sentir este Dulce Inocente Puro Amor en el Corazón de mi Alma!

PS: como no tengo una foto de la hermosa niña del colegio de esta importante experiencia de mi vida, muestro aquí una foto de mi hermosísima madre, cuando tenía los mismos 13 años, para dar una idea de la belleza celestial que ilumina mi camino, y mostrar lo que a uno le puede pasar, cuando se enfrenta con un amor a primera vista.

Pequeña Ángel Niña y sus Pedernales del Cielo

Mi primera y última novia me había dejado, tras una breve relación, de dos meses, cuando la ‘mujer material’ (the material girl), que no era ‘como una virgen’ (like a virgin), descubrió que yo nunca la haría una millonaria (OC). Este comportamiento reprensible del factor humano material, en alguien que yo creía era un verdadero amor, y una mejor amiga, provocó la liberación de químicos depresivos en mi cerebro, que me enfermaron con la triste enfermedad de la depresión. Ciertamente, una secreción crónica de ‘depresinas’ inundó mi cerebro, y me intoxicó todo el cuerpo, ocasionando un oscuro agujero negro depresivo, que me hizo padecer una de las horas más tristes de mi vida. Aunque me encontraba de vacaciones navideñas, en la playa, en uno de los lugares más hermosos del mundo, con las mujeres más hermosas del mundo, visitando a mi familia, y a mis mejores amigos, mi estúpida melancolía estaba siempre presente conmigo, en todas partes, y todo el tiempo, arruinando cada momento de mi vida mísera con estos químicos de la depresión. Estaba enfermo de una tristeza depresiva, y no había cielo azul, mujer hermosa, deportes de playa, amor familiar, amistad, ni literatura religiosa sobre el pensamiento positivo, que pudiera hacerme entrar en razón, para poder salir de mi depresión, y volver a la realidad con un estado de felicidad de una vida normal.

Una tarde, estaba descansando tirado en la playa, bajo el sol, muy solo con mi Alma, sin hacer otra cosa que pensar y entregarme a mi ‘inútil’ depresión. De repente, como materializada de la nada, como si hubiese caído del cielo, una hermosa ‘pequeña niña’, de alrededor de 4 años, se apareció de pie, frente a mí, mirándome a los ojos, con sus mas preciosos y hermosos ojos que muy pronto consolaban a mi Alma. Me preguntaba de dónde había venido la pequeña niña, dado que los visitantes de la playa, donde podrían haber estado sus padres, se encontraban a 100 metros de distancia. Todavía recuerdo la hermosa y adorable ‘pequeña niña’, con rizos de oro, y tiernos azules ojos, que miraba mis ojos, como sabiendo que mi Espíritu necesitaba los mimos de un Ángel del Cielo, para consolar mi Alma, con su Dulce Alma de Amor Espiritual. Me tomó por sorpresa, cuando la Dorada Ángel Niña de pronto me colocó sobre la arena, junto a mí, una colección de hermosas pequeñas piedritas para consolar mi angustiado Corazón! Después de dejarme las piedras, la hermosa niña se fue, y yo permanecí echado en la arena, mirando al cielo, aún abandonado en mi oscura amargura, todavía triste por la condición de mi desconsolada depresión. Sin embargo, muy pronto me sorprendió una vez más la Aparición de la Pequeña Dorada Niña, cuando regresó a visitarme con más de sus Pedernales del Cielo! La Dorada Pequeña Niña me dejó otra vez sobre la arena su regalo de piedritas, y enseguida volvió a desaparecer, para dejarme una vez mas solo, con sus Pedernales del Cielo. Aún tenía el Corazón Partido por la terrible depresión, y parecía que mi Alma no podía ser levantada de mi depresión ni siquiera por la Pequeña Niña del Cielo. Muy pronto regresó el Pequeño Ángel, mi Niña del Cielo, con más Piedritas de Amor, para Consolar mi Alma, y Alimentar mi Corazón, con sus Pedernales del Cielo! La Pequeña Niña Dorada me Acarició el Alma, con su Amor Espíritu Santo del Cielo, procurando sacarme de mi depresión, con el mas preciado Regalo de Amor de sus Pedernales del Cielo! La Niña del Cielo me dejó sus Pedernales del Cielo, y pronto desapareció de mi vista, y nunca mas volví a ver a este mi Angelito del Cielo!

Durante la Visitación de la Pequeña Ángel Niña no presté la debida atención al Milagro de esta Demostración de Amor ya que en ese momento aún no había sido iluminado por los Milagros de los Ángeles. Además tenía la mente tan obnubilada por los químicos de la depresión que no podía apreciar plenamente los Regalos de Amor que me traía mi Adorable Angelito del Cielo. Hoy lloro 1,000 Lágrimas de Emoción, mientras escribo esta sección, cuando advierto que no me llevé a casa Todas mis Piedritas del Cielo, que me dio mi Adorable Pequeño Angelito del Cielo! Mi Dorada Ángel Niña se había aparecido de la nada, y sin pronunciar una sola palabra, desapareció a la misma nada desde donde se había aparecido, pero dejándome el recuerdo de su Milagrosa Presencia en el Alma de mi Cielo!

La Aparición de la pequeña Dorada Ángel Niña con su Regalo de Amor de las Piedritas del Cielo fue una hermosa Manifestación del Espíritu Santo; creo que la Pequeña Niña Dorada podría haber sido una verdadera Materialización de un Ángel del Cielo! Pequeña Ángel Niña era un verdadero Ángel de Dios disfrazado de niña, o se trataba de una Pequeña Niña disfrazada de un Ángel del Cielo! De una u otra manera, mi Ángel Niña era una Encarnación del Espíritu Santo, enviada por el Señor, para Consolar mi Aflicción, con el Amor del Espíritu Santo!

Desde la Aparición de la Pequeña Niña Dorada he perdido mi depresión, pero nunca perderé en mi Corazón el adorable recuerdo de Amor de mi Adorable Pequeña Niña del Cielo! Mientras escribo estas palabras derramo Lágrimas de Emoción, por mi pequeña Ángel Niña Dorada, que me brindó tanto Amor y Consuelo en una de las horas más tristes de mi vida cuando padecía el abismo de una química depresión. Cuánto quiero amar y besar con un abrazo a mi hermosa pequeña Ángel Niña de los Cielos! Ahora me doy cuenta de que Pequeña Ángel Niña Dorada fue el más dulce Regalo del Cielo, la más adorable Mensajera de Dios, el más tierno Espíritu de Amor, de una Encarnación del Espíritu Santo, que fue enviado para Consolar el dolor de mi Espíritu, con el Corazón del Amor de los Ángeles del Cielo! Dios Espíritu Santo Amor de mi Amor, por favor envíame tu Pequeña Ángel Niña, con los Pedernales del Cielo, para que pueda devolver Todo el Amor que me diste, a través de tu pequeña Ángel Niña Dorada del Cielo!

Bebito Angelito con la Sonrisa del Cielo

Estaba sentado en la vereda de una calle en el centro de Nijmegen escribiendo algunas notas sobre mi extraordinario Encuentro Místico que había experimentado dos horas antes con la Aparición del Corazón de Luz de Nuestra Señora de Nijmegen (OC). Mi Espíritu había sido Abrazado por el Espíritu Santo y me encontraba en un sensible Estado de Pasión inducido por el Encuentro Místico con el Sagrado Corazón del Espíritu Santo.

Muchos personajes interesantes pasaban caminando por la calle, interrumpiendo de vez en cuando mi escritura autista, absorto en mi mundo interior, mientras describía mi encuentro místico con el Corazón de Luz de la Señora de mi Amor. Una hermosa niña de unos ocho años, con un colorido disfraz de carnaval, con su hermoso rostro engalanado con un bello maquillaje, se me acercó bailando para mí, mostrando su gran talento de baile y su notable belleza; estos niños holandeses del carnaval, con sus maquillajes y divertidos disfraces, eran lo más hermoso que esta tierra de mis antepasados tenía para ofrecer, pues aún la más atractiva y colorida de las aves, con todo su esplendor, no podría igualar la belleza de estos hermosos niños creados por el Espíritu Santo. Adorables señoras de avanzada edad paseaban por la calle, con su pausado paciente paso, empujando sus carritos, para comprar productos frescos en el mercado. Un típico hombre buen mozo holandés con sus dos hermosos perros trotaba por la calle, y las elegantes mujeres, con sus prendas de moda, pasaban coquetas, caminando frente a mí, embelleciendo el entorno, para inspirar mi Alma a describir mi encuentro cercano con el Corazón de Amor. de la Santa Virgen. Estaba también sin embargo el horrible odioso y feo malvado factor humano, que contaminaba la hermosa escena, para recordarme, que aún no me encontraba en el Cielo, sino también en un salvaje y a veces feo mundo material con poco amor espiritual. Ciertamente, un odioso punk con sus aros metálicos en la nariz, y su ruidosa viciosa motocicleta, andaba por la vereda de los peatones, infringiendo no sólo la ley de la ciudad, sino también la salud de mis oídos. Los drogadictos, fumando marihuana, con sus pelos teñidos de azul y verde, acompañaban a sus rebeldes novias adolescentes, deformadas por varias perforaciones de aros en la lengua y labios y quizás otras partes mas íntimas de sus cuerpos. Algún borracho también pasaba, y todo este reparto de personajes de la calle presentaba un interesante contraste entre lo agradable y lo miserable, lo lindo y lo feo, lo molesto y lo placentero, lo bueno y lo malo, que inspiraba mi pensamiento, para escribir sobre mi Experiencia con la Virgen y los Ángeles del Cielo.

Estaba escribiendo la página número 35 de mi apuntador de notas, y estaba a punto de terminar de describir mi Visión del Corazón, cuando de pronto, fui interrumpido por la presencia de un bonito bebé, que estaba sentado en su carrito frente a mí, mirándome con sus enormes ojos que parecían querer decirme algo. Una joven madre, con su bebé sentado en un cochecito, se había detenido un momento, justo en frente de mí, y esto le dio la oportunidad al bebé para examinarme, para examinar absoluta y detenidamente a toda mi persona, con una penetrante mirada, que analizaba hasta los más profundos confines de mi Alma. El pequeño bebé no era nada tímido, y siguió observando, y estudiando, a través de mis ojos, la profundidad de mi Alma. Respondí al llamado del muy curioso bonito bebé, fijando mis propios ojos en los enormes y bellos ojos completamente abiertos del Pequeñito Bebito que era muy Bonito como todos los Angelitos de Dios. No tengo mucha experiencia con bebés, pero sentí que Bebito Bonito era un varón y no tenía mucho más edad que 1 año. Pequeñito Bebito fijó su mirada en la mía, y no dejaba de examinar mi Alma, y entonces obedecí su pedido de darle mi completa atención. Mi curioso pequeño invitado estaba muy serio, y yo también estaba bastante serio, pues aún estaba inmerso en mis pensamientos con mi Visión con la Luz de la Santa Virgen. La penetrante mirada del Bonito Bebito era bastante intimidante pero cuando su cochecito empezó a moverse, lentamente alejándose de mí, le ofrecí una amorosa sonrisa al Serio Bebito con el Amor de mi Corazón. Me complació ver que el Serio Bebito respondió a mi sonrisa, girando su cabeza desde su cochecito ya en movimiento para inspeccionar mi amigable sonrisa. Bebito Bonito aún seguía serio, mientras me miraba, pero yo insistí para conseguir una sonrisa, aumentando la intensidad de mi amigable sonrisa. Cuando el Serio Bebito se encontraba a unos 3 metros alejándose de mí, lentamente empezó a devolverme una dulce tímida sonrisa, que derritió el Alma de mi Corazón. Respondí a la tímida sonrisa de mi Pequeñito Bebito con una feliz sonrisa más pronunciada, y enseguida Bebito Bonito respondió a mi gran sonrisa con una Gran Sonrisa con todo el Corazón de su Alma! Un extraordinario sentimiento de placer invadió entonces mi cuerpo, al notar la gran atención que recibía de mi Sonriente Bebito, que se alejaba despacio en su cochecito, con su cabeza volteada completamente hacia mi, y mirándome, mientras fijaba sus ojos y su adorable sonrisa en la sonrisa feliz de mi Corazón. El Sonriente Bebito estaba ahora a unos 7 metros de distancia, respondiendo a mi sonrisa con una gran sonrisa feliz, y era tan grande su sonrisa, que ahora se había convertido en un Bebito con Risa en el Alma de su Corazón! La madre del Alegre Bebito no se percataba de nada de lo que estaba ocurriendo, y siguió caminando, alejándose entre la multitud, llevando a su Alegre Bebito con la risa feliz en su Corazón. Cuando el Feliz Bebito se encontraba a unos 10 metros de distancia, empecé a saludar con la mano al Feliz Bebito con un feliz saludo de despedida con todo el Amor de mi Corazón. La multitud que pasaba, lentamente se interponía entre nuestro contacto visual de sonrisas, pero con la mitad de su cuerpo ahora reclinado fuera de su cochecito, para poder verme y mirarme, a través de las multitudes, el Feliz Bebito mantenía contacto visual conmigo, para nuestra feliz despedida de Amor en Nuestro Corazón! Al editar este texto, 6 años después de mi Encuentro Cercano con el Feliz Bebito Bonito, aún recuerdo cada detalle de su adorable sonrisa, y derramo lágrimas de emoción! Antes de perder de vista al Feliz Bebito Bonito entre la multitud, aumenté aún más la intensidad del saludo de mi mano, y me encontré en un éxtasis de alegría, cuando vi que el Alegre Bebito Bonito comenzó a saludarme con su Manito, con un amoroso saludo de despedida, con el Gran Amor de su Corazón! El Feliz Bebito estaba ahora a unos 15 metros de mí, sonriendo, y saludándome con su mano, con su adorable saludo de despedida, con su sonrisa y su manito de adiós, dándome el Gran Amor de su Alma con el Ángel de su Corazón! Pronto perdí de vista al Pequeño Bebito entre la multitud de los peatones cuando su cochecito se alejaba de mi Alma. Mi corazón latía al ritmo de mi alegría, pues esto era para mí un dulce Regalo de Dios, el Bebito Amoroso que me había ofrecido la Gracia de su Amor iluminado por el Espíritu Santo. La experiencia con el Corazón de Luz con Nuestra Señora de Nijmegen había sido abrumadora, y ahora era acariciado por este Angelical Niño que parecía ser otra encarnación de un Ángel del Cielo!

Una vez recuperado de mi Encuentro Cercano con Bebito Bonito seguí escribiendo, describiendo mis Experiencias Místicas en la Capilla de la Santa Virgen. Unos 20 minutos habían transcurrido desde mi Encuentro muy Cercano con el Bebito Bonito, y seguía sentado en el mismo lugar de la vereda, pero ahora estaba escribiendo algunas palabras sobre mi encuentro con el Feliz Bebito Bonito y la Sonrisa del Cielo. De pronto, y para mi gran encantadora sorpresa, veo a este ‘Ángel de Dios’, en frente de mí, a menos de 50 centímetros de mí, debo repetir, a medio metro de mí, hablándome dulces cosas, diciéndome cosas, en un idioma que no comprendía, en un idioma de los Ángeles del Cielo! Este ‘Ángel de Dios’, que estaba frente a mí, diciéndome dulces cosas que no podía comprender, era el Mensajero de Amor de este encuentro cercano con un Ángel del Cielo. Ciertamente, el Ángel de Dios que estaba en frente de mí, hablándome, diciéndome cosas dulces de amor, este Mensajero de Dios, del ‘Encuentro Angelical’, era el Bebito Bonito con la Sonrisa del Cielo!

Estaba escribiendo sobre mi encuentro místico con el Bebito Bonito cuando de pronto el Feliz Bebito Bonito se materializó frente a mis atónitos ojos para darme el regalo de su Presencia del Cielo! A través de las Fuerzas de Sincronía, atribuidas al Mundo Espiritual, la madre del Pequeño Bebé había dado una vuelta a la manzana y se había detenido con su bebito en su cochecito, justo frente a mí, en esta perfecta posición Escogida por el Cielo! El Pequeño Bebito interrumpió mi escritura sobre Pequeñito Bebito Bonito, hablándome, diciéndome cosas dulces, que no podía entender! Mientras mi Bebito Bonito me decía cosas dulces, que no comprendía, la madre notó mi presencia, y me preguntó si podía prestarle mi lapicera, para escribir un número que no quería olvidar. Ésta era una Sincronía Angelical arreglada por los Ángeles de Dios que Bebito Bonito interrumpiera mi escritura sobre mi Experiencia Espiritual con el Pequeño Bebito que minutos antes me había concedido su Regalo de Amor con la Sonrisa del Cielo! Parecía que no sólo el Feliz Bebito sino también la madre se había convertido en una Receptora Encarnada del Espíritu Santo de una Intervención Angelical, para acercarse a mi con su amoroso bebé, convertido en un Mensajero del Cielo. Es el Espíritu Santo que se manifiesta en el Alma y en la mente de las buenas personas, especialmente en los niños, para inspirar pensamientos y decisiones para el propósito de un objetivo como este Regalo de Amor para la Felicidad del Alma! Cuán dulce fue este Regalo para mi Alma, ser el Objetivo de Amor de un Bebito Angelical, con este mi Pequeñito Bebito Bonito con la Sonrisa del Cielo!

Conversé durante algunos minutos con la mamá del Bebito Bonito, que ya no me hablaba, sino que escuchaba los comentarios y preguntas que intercambié con la mamá del bebito: le pregunté sobre la edad y el sexo del Bebito Bonito, y la madre confirmó que era un varoncito, y tenía poco más de 1 año de edad. Le dije a la madre que su bebito se iba a convertir algún día en parte de un libro sobre historias de los Ángeles del Cielo. Después de algunos minutos de conversación con la mamá, Bebito Bonito se aburrió de nuestra conversación, y pronto empezó a quejarse, y a mostrar su impaciencia de una manera de lo más elocuente, gritándole algunas incomprensibles palabras a su madre. Esta vez yo comprendía perfectamente bien lo que Bebito Bonito le decía a su madre, y esto era que moviera su cochecito, y su vida, hacia la próxima experiencia y objetivo de su Alma! La madre del Pequeño Bebe obedeció las órdenes del Bebito Bonito, y entonces enseguida me quedé solo, alborozado en mi Alma, por el Encuentro Espiritual con este Angelical Bebito con la Sonrisa del Cielo!

Adjunto aquí una foto de un sobrino mío que he tenido en mi álbum de fotos durante 25 años, un lindo bebé que está ‘expresando su opinión en una de sus primeras apariciones públicas’, como lo indico en mi comentario en Inglés. La foto fue tomada por el padre, mi hermano, y mi comentario en el álbum de fotos es muy apropiada, pues el bebé está ciertamente exponiendo una opinión en una de sus primeras apariciones públicas, 10 años antes de la Aparición Pública del Bebito Bonito con el Mensaje del Cielo. Tomé una foto de la foto de mi hermano, para incluir en este cuento, y ésta se manifestó como una Foto Mística, con una Hermosa Luz, que no sé de dónde proviene, y que debe ser una Manifestación de Cielo. Un Ángel de Luz abre una Puerta Espiritual para ver a otro Mensajero de Luz que te conduce a ver otro Ángel de Luz que te abre la Puerta Espiritual hacia otro Mensajero de Luz de los muchos Ángeles de Luz que te conducen hacia el Corazón del Espíritu Santo!


Sola Soledad
 
Bien ponderados, salve! Brevemente, presento en la presente, el estado de mi mente, con la lucha en mi Sola Soledad. Heme inmerso en un insomnio, con alma sin calma, en un exceso algo excesivo, en un estado depresivo, por la Sola Soledad. Por ser o no ser, persevero, un tanto severo, con el Ser Supremo, buscando la Vera Verdad, en mi Sola Soledad. Muchos son entre los muy pocos, que sin ser locos, sufren locura, en su extrema cordura, buscando la Verdad con su Sola Soledad. Cuantos demonios de ansiedad hacen víctima de mi ser, en búsqueda de la Luz de la Verdad en el dolor de la Sola Soledad. Quizás pueda consolarme aquella hermosa belleza, que nunca más, la que nunca jamás, ha consolado mi cruel infortunio. Hete aquí, Aparición del Hada Amada, orquídea fruto de mi pasión, la que no quiso consolar, con su hermosa beldad, el Corazón de mi ansiosa Soledad. Mujer tan hermosa, bella y graciosa, blanca criatura pura, eterna como las blancas nieves del cielo, adorada mi amada enamorada, ven, líbrame de la prisión de mi pasión en mi Sola Soledad. Ruego al Cielo que este fuego sea consuelo de mi duelo de mi triste Soledad. Cuanto sueño ser dueño de esta delicia que me acaricia, mi cuerpo y mi Alma, para dar felicidad a mi pobre Soledad. Y pronto, en ausencia de toda mi carente paciencia, exclamé: Mía! Alma Adorada Amada mía! ¿Cual es vuestro nombre, que hace cantar a mi pobre abandonada Alma, en el nombre del Amor, para calmar tanto dolor, de mi pobre Soledad? Vida mía, Eterno Corazón, mi Amor a Prima Vista, venís acaso a liberar a mi pobre Alma Enamorada de mi triste Soledad? Dime vuestro nombre, y espósate conmigo, Amor mío, que consuelas el Alma de mi triste Soledad! Amadas Almas ponderadas, acaso no creéis en mi suceso, de conquistar así este beso, de mi Amada Hada Enamorada, para salvar mi cuerpo, y Alma, de mi sola Soledad? Acaso pensáis que no es mas que otro fracaso de mi ocaso, que no redime mi Soledad? Imploro, a la nunca jamás, que no sea mía, mi mea culpa, de existir en Sola Soledad. Cuál será la solución a esta cuestión, que busca sin razón mi Corazón, para eludir mi sola Soledad? Será en el frío del polo, donde solo, encuentre al fin la paz eterna, en absoluta Sola Soledad? O será alto en las alturas, Gloria a Dios, paz a los hombres, pasan los hombres, que no han de pasar, dejando huella en la Tierra, sufriendo en su Sola Soledad (1991).
flecha-arriba