Sobre los Sagrados Árboles – Abba-Ama-Pan-Gaia Skip to content

Grave sequía y la heroica resistencia de los Santos Árboles

La población urbana no se ha dado cuenta que existe una grave sequía que afecta a varias zonas del Uruguay. La falta de adecuadas lluvias se inicio en el mes de diciembre, algo normal del verano, pero la falta de buenas lluvias se ha extendido inusualmente durante 5 meses, ya pasamos la mitad del otoño y aún no han llegado las lluvias. La sequía no afecta tanto a la pequeña planta, como ser el pasto, que aún tiene un poco de color verde, pues la tierra ha recibido a lo largo de los meses lloviznas, y el rocío de la mañana del otoño aporta una buena humedad para mantener a las pequeñas plantas. En los últimos 4 meses en mi campo cayeron 50 mm de lluvia, cuando el campo necesita y normalmente recibe o debería recibir 100 mm por mes; el pasto mas o menos sobrevive, pero los árboles, especialmente los árboles grandes, necesitan mucha agua, cientos de litros de agua, para sobrevivir. Hace 15 años compré un campo en la Sierra de las Cañas, gasté toda mi fortuna en la creación de un santuario de plantas y animales, con la plantación de miles de árboles y construyendo unos 100 tajamares, con varias reservas grandes de agua y un gran sistema de riego para que todos los animales y las plantas siempre tuvieran abundante agua. Este año fue lejos la peor sequía que tuve en el campo, porque veo como la sequía afecta la vida de los árboles, tanto los árboles exóticos plantados como los árboles indígenas del monte que también sufren el embate de la sequía. Estos últimos 4 meses me lo he pasado regando mis árboles, todos los días, todo el día, con el agua que tengo en mis grandes reservas de tanques, tajamares, manantiales, y las perforaciones en la tierra para sacar el agua subterránea con 3 molinos de viento. Mi problema de riego no es la falta de agua (hoy 18 de mayo tengo aún muchísima agua), mi problema es la falta de tiempo para yo regar solo todas las plantas por la falta de personal honesto y trabajador que no se consigue en el Uruguay (durante muchos años he gastado fortunas en subvencionar la vida de atorrantes, vagos, delincuentes y ladrones). Esta sequía me ha causado y sigue causando un gran sufrimiento emocional cuando veo el sufrimiento de los árboles, con sus hojas marchitas, a veces muchas ya secas y marrones por la falta de agua. Los árboles resistentes como los pinos, eucaliptos, cipreses, robles y álamos, y muchos otros, sufren también la falta de agua, pero hasta hoy siguen aguantando heroicamente, sufren pero no se mueren sin el agua del riego; cuando hay algún árbol grande que sufre mucho con hojas secas y marrones les doy de inmediato mucha agua para que no se los lleve el diablo; hay que estar muy atentos a las señales de grave sufrimiento, pues una vez comenzada la seca del árbol, en pocas horas se puede morir el árbol. Me asombra que éstos árboles puedan resistir y aguantar tanto tiempo esta tremenda falta de agua. La gran mayoría de mis cientos de árboles que regaba cada 3 días, como los árboles pequeños, y los árboles frutales, se hubieran muerto si no los regaba. También el monte indígena está sufriendo: ahora entiendo porque árboles del monte indígena terminan a veces tan feos con el tiempo, con muchas ramas muertas, a veces queda una sola rama con hojas y lo demás esta todo muerto; esto es por la falta de agua de los muchos veranos que afectan al árbol, cuando los árboles van sacrificando parte de la planta para que otras partes mas fuertes sobrevivan y la planta pueda sobrevivir los largos períodos de falta de agua. Muchos árboles se han muerto en el Uruguay por la falta de agua, algunos eucaliptos y pinos se ven muy tristes, o ya muy secos, en los campos, y en los caminos de la zona, y otras plantas resistentes como las acacias se ven muertas en las playas de Punta del Este.

Así, el panorama del mal estado y del sufrimiento de los preciosos árboles es muy triste y todo esto es por culpa del ser humano, que destruye el medio ambiente, y como consecuencia produce el cambio climático, que produce esta falta de lluvias; y para colmo, el hombre no hace absolutamente nada para ayudar a que sobrevivan los Santos Árboles, nadie se ocupa de dar agua a una planta que sufre porque tiene sed, el hombre tan solo se ocupa de alguna planta que le dará una ganancia financiera; mis vecinos sin embargo no han regado nunca sus plantaciones de olivos. La gente de campo es para mi una gran desilusión: en general no construye tajamares y no plantan árboles para darles sombra y abrigo a sus vacas que después matan en el matadero. Mis delincuentes vecinos, que tienen muchas cientos de hectáreas desde hace mas de 100 años, se dedican a producir vacas, para matarlas en el matadero y hacer dinero, y además de matar sus vacas se dedican a cazar y matar todos los otros animales salvajes, produciendo el exterminio de ciervos, ñandú, carpinchos y otros animales autóctonos del Uruguay; estos hombres de campo hoy tienen carencia de agua en sus campos, porque nunca han construido 1 solo tajamar; me resulta poco inteligente que con su fortuna de millones de dólares no hayan invertido ni 500 U$S para hacer 1 tajamar; y como esta ocurriendo con otros idiotas del campo, salen a pedir ayuda al gobierno en el período de crisis de sequía para que les traigan agua en camiones para darles agua a sus vacas, no por estar preocupadas por salvar sus vidas, sino tan solo porque perderían peso y así perderían plata que es lo único que valora el hombre, y ni siquiera estos hombres de campo tienen un bebedero para darles a las vacas el agua que trae el gobierno; y al final, las vacas pronto se mueren igual en el matadero, para que el carnívoro humano, que en realidad es y debería ser vegetariano, se deleite en su comedor con la vida de una pobre santa vaca que es considerada sagrada en otras partes del mundo. A estos mismos hombres de campo, que se dedican a la producción y matanza de vacas, y otros animales salvajes, no les interesa nada la vida de los árboles, no han plantado ni un solo árbol en sus vidas, ni siquiera para darles abrigo en el invierno y sombra en el verano a sus pobres animales que destinan al matadero. Pienso que el gobierno debería hacer obligatorio que cada campo o chacra tenga al menos 1 tajamar, y un pequeño monte de árboles, para que los animales vivan dignamente el poco tiempo que tienen antes de que los seres humanos los manden al matadero. Todos mis diferentes tipos de animales que tengo en mi santuario tienen una muy feliz larga vida con todo lo que necesitan, y se mueren de viejos, en completa libertad; tengo ovejas sin dientes con 15 años de edad que viven muy felices con la ayuda de mi ración; todos los animales tienen el mismo derecho a la vida que tiene el hombre. Otro grave problema que causa el hombre de campo son los incendios que producen en esta sequía, cuando queman a sus campos para eliminar los pastos viejos que no comen los animales. Hace poco se incendiaron 30 hectáreas en la sierra de Las Cumbres que tiene la vista panorámica mas linda del Uruguay. El incendió por supuesto fue causado por el hombre, los bomberos tardaron varios días en apagarlo, se quemaron 30 hectáreas de pinos, eucaliptos, y monte indígena, y por suerte el fuego no llego al Arboretum Lussich que estaba a solo unos metros de la línea del incendio. En febrero de este drástico año de 2015 malditos criminales cazadores y vecinos entraron en mi campo y me quemaron 20 hectáreas en la cima de mi montaña; estuve 4 horas luchando solo contra el fuego, para que el fuego no entrara y tocara las palmeras de mi gran palmar; después vinieron 6 bomberos y 3 policías a ayudarme y en 6 horas habíamos apagado el fuego. Esto fue otra de las peores experiencias de mi vida por culpa de los malditos criminales delincuentes vecinos y cazadores. Todo esto también es culpa del inoperante gobierno que permite la caza, que mismo la estimula, y tampoco prohibe a los campesinos prender fuego a sus campos: 2 veces hice denuncias a la policía y a los bomberos sobre los fuegos que prendieron mis vecinos para quemar pastos; y nada se hizo para impedir este otro delito de mis vecinos que queman palmeras centenarias y coronillas que tienen 500 años de edad. El otro día me entero que un campesino había matado de un tiro a su vecino, porque éste prendía continuamente fuego a su campo, poniendo en riesgo el campo y la casa del vecino; esta tragedia es culpa del gobierno por no prohibir la quema de pasturas en este período de sequía; al parecer los políticos del gobierno sentados cómodamente en sus oficinas no saben que hay una gran sequía y no entienden que no se puede prender fuego al campo en un período de sequía.

Cuando escribo este texto, a las 2 de la mañana, me ha caído un breve chaparrón de agua (1 mm de agua), el mismo mm que había pedido el día anterior en mis continuas plegarias a la Conciencia Cósmica Divina de la Santa Naturaleza, o al llamado Espíritu Santo de Dios, que supuestamente dirige los designios y leyes de la naturaleza que rigen al clima del planeta. Sin embargo en estos tiempos de mucha angustia y desilusión, me he vuelto agnóstico, incluso a veces ateo, porque parece que la Deidad, si fuera a existir, se fue de la Tierra, o no interviene en los asuntos del planeta, no cuida como buen padre su creación; hace tiempo que el ‘Señor’ ya no me da ni la hora, cuando elevo plegarias por animales enfermos, y no me manda lluvia para aliviar el sufrimiento de mis árboles. Ahora veo que lo que mas importa en nuestra vida es el cuidado del medio ambiente, de las plantas y los animales, de nuestro hermoso hogar que es el Planeta Tierra. Entiendo que el supuesto ‘Todo-Poderoso Todo-Amoroso Dios’ esté muy enojado con los hombres con todo el daño que están causando a su Divina Creación, pero me parece, aunque yo sea un ignorante, porque no puedo entender la compleja existencia, que el ‘Todo Sabio Todo-Justo Dios’ se esta equivocando al mandar esta sequía para castigar a los malos, ya que los hombres malos, como los delincuentes y criminales, que deberían ser castigados, no sufren por la sequía, y tampoco sufren los millonarios terratenientes con grandes campos que contaminan las aguas y tierras vertiendo sus agro-tóxicos a las lagunas para engordar mas rápido a sus vacas para matar por mas plata en el matadero. Ciertamente, hace poco se descubrió que el agua de la Laguna del Sauce, la gran laguna de la cual se saca el agua potable para la población de toda la zona del este del Uruguay, esta muy contaminada, y no se puede tomar, y la contaminación de la laguna se debe a los residuos de las cloacas que vierten ciertos asentamientos que existen sobre la laguna, y por los agro-químicos tóxicos que vierten los ricos terratenientes en sus campos para limpiar pasturas, y estos tóxicos caen a la laguna y matan a la flora y fauna de la laguna, produciendo un desequilibrio en su biología y su consecuente contaminación; así, desde hace varios meses no se puede tomar el agua de la canilla que viene de la laguna contaminada por el hombre. Hace 10 años atrás había escrito un artículo que se publicó en un diario local con la propuesta que se construya una pequeña represa en la salida del agua en La Barra, y con esta represa, con el agua de las lluvias, que bajan de las sierras, se formaría en el campo vacío existente una gran laguna de agua dulce, con cientos de hectáreas de extensión, que proporcionaría agua dulce a toda la población de la zona del este, que hoy debe comprar agua envasada para subsistir por haber contaminado la Laguna del Sauce. Por supuesto los gobernantes no me dieron ni la hora para dicha propuesta que pienso era importante para el beneficio de todos los habitantes de la zona, y para enriquecer con flora y fauna acuática unos de los lugares mas importantes del Uruguay.

Vuelvo al problema de la grave sequía y el cambio climático que afecta a los Santos Árboles: y una vez más, lo que ocurre siempre en este injusto mundo, los que sufren los abusos y los pecados del egoísta malvado hombre son los inocentes, pues con la sequía los que verdaderamente están sufriendo, porque literalmente se mueren de sed, son los Santos Árboles, que en su total silencio sufren, sin pedir nada, y sin poder hacer nada, porque no tienen patas para caminar hasta donde hay agua. Los que sufren y mueren por culpa del hombre son aquellos Bondadosos Seres Vivos que nos dan la vida misma, aportando el oxigeno de la vida que necesitamos, los frutos que comemos, nos dan el abrigo contra el viento y abrigo de las lluvias en el crudo invierno, nos dan el fuego para cocinar nuestra comida, la sombra para aliviarnos del calor del verano, la madera para construir nuestras casas, las cunas en donde nacemos, las camas de madera donde descansamos del trabajo todas las noches, y los féretros en donde descansamos al final de nuestras vidas; los Santos Árboles nos dan todo esto, y el hombre sin embargo los destruye, los arrasa con sus topadoras para poder producir mas vacas para matar en el matadero, para poner mas plata en sus bolsillos, y el hombre no cuida de estos Preciosos Seres que nos dan la vida, no los cuida en estos momentos de terrible crisis hídrica de esta sequía. Hasta hoy el diablo no ha podido llevarse a ninguno de mis queridos árboles, porque yo los cuido con toda mi fuerza y el Amor de mi Vida. Pero si Dios o la Conciencia de la Tierra no manda pronto agua, los árboles podrán comenzar a morir, como ya mueren en otros países del mundo: en Canada se están muriendo decenas de millones de hectáreas de pinos en este momento; la preciosa California se esta transformando en un desierto por la falta de agua, y en el vecino Brazil hay otra terrible sequía. Si el hombre sigue en su camino destructivo, la sequía y falta de lluvia se extenderá por todo el planeta, y así terminara muy rápido la vida en la Tierra de este lindo Mundo.

Por los Santos Divinos Árboles, aquí una vez mas elevo una plegaria, esta vez por escrito, voy a pedir a Dios Espíritu Santo, al Espíritu de la Naturaleza, a la Conciencia Energética Divina, que haga llover sobre la tierra, que nos dé la Bendita Santa Agua de cada día, que vierta el Milagro de la Lluvia sobre la Tierra Santa, que nos mande este Regalo de la Vida, que conceda su Gracia de Amor, no para el hombre, que no merece absolutamente nada por el terrible holocausto que esta produciendo, sino que vierta el Agua Bendecida para los Santos Árboles, que merecen Todo el Amor de la Energía Cósmica Universal, los Santos Árboles merecen la total Completa Bendición por ser tan bondadosos y valiosos en su extraordinaria existencia; hoy sufren, y yo escucho el sufrimiento de su agonía: Dios mío, Dios mío! No nos abandones! Conciencia Divina de la Santa Naturaleza, de rodillas te imploro, no abandones a Tus Santos Árboles! Y le pido también a todos los buenos Hombres de Corazón, aquellos que aman a la Naturaleza, aquellos que aman a los animales y a las plantas, que me ayuden en esta plegaria tan importante, que ayuden a que caiga la Bendita Santa Lluvia sobre nuestros Santos Árboles! Dios Espíritu Santo Divina Santa Naturaleza, Amor de mi Alma, te pido con Todo el Amor de mi Corazón, con Toda la Fuerza de mi Espíritu, vierte tu Milagrosa Bendita Agua de la Milagrosa Vida sobre Tu Tierra Bendecida, para que puedan vivir, y no sufran mas, Tus Benditos Buenos Árboles, que hoy necesitan de tu ayuda, de tu Amor, para que no pierdan su Milagrosa Vida por culpa del hombre; le pido perdón a mi Amada Naturaleza Santa, por mis faltas y por mis errores, Dios Santo mío! Perdón! Escucha mi plegaria para Tus Benditos Santos Árboles, viértenos tu Agua Bendita de la Milagrosa Vida para aliviar el sufrimiento de Tus Santos Árboles con el Amor del Espíritu Santo!

Post-scriptum: mandé este artículo a un diario de la zona para su publicación para una cadena de oración, pero no lo publicaron. Unas días mas tarde, el sábado 23 de mayo tuvimos la primer lluvia del otoño y me cayeron 35 mm de agua, que inicio el alivio de los Santos Árboles. Tres días antes de la lluvia el Espíritu Santo me mandó una Señal del Señor con la Manifestación de un Milagro cuando apareció un Anillo Blanco en una de las manos de Jesus en mi crucifijo milagroso de Jesus (Foto). Muchos años atrás el Ángel de Luz con el Mensajero del Señor me había mandado el simbólico Anillo de Luz para iniciar mi obra de evangelización para promover la protección de las plantas y de los animales. El Buen Augurio de la materialización del Anillo Blanco con mi Milagroso Cristo Jesus indicó la llegada de la Bendita Santa Lluvia que se aproximaba para aliviar mi sufrimiento que yo padecía por el sufrimiento de los Santas Árboles!