Transformando al Planeta Tierra – Abba-Ama-Pan-Gaia Skip to content

Transformando al Planeta Tierra en un Paraíso del Cielo

En el Universo existen muchas diferentes Dimensiones Energéticas; así, en el Planeta Tierra existe una Dimensión Material y una Dimensión Inmaterial de la Energía Cósmica Espiritual que llamamos Espíritu Santo. Cuando la Dimensión Material Inanimada es ‘habitada’ por la Energía Espiritual, lo inanimado se vuelve animado, y se transforma en un Ser Viviente que vive el Milagro de la Vida a través de la Energía Cósmica Universal. La Energía de la Vida de la Dimensión Espiritual es la Energía Expansiva Creadora del Universo, en mi opinión es la ‘anti-gravedad cosmológica’ de los astro-físicos, la llamada Constante Lambda de las ecuaciones de Einstein. El Ser Vivo está compuesto por un cuerpo material y un Alma Espiritual; cuando el cuerpo muere, el Alma Espiritual vuelve a la Dimensión Espiritual, para seguir su camino de Evolución Espiritual en las diferentes Dimensiones del Universo. Todos los Seres Vivos tiene Alma Espiritual; así, como los seres humanos, las plantas y los animales también tienen el Alma Espiritual; cada especie animal con su diferente estado de evolución; la evolución del Alma Espiritual esta subordinada al estado de evolución del cuerpo material: un mamífero es más evolucionado que una hormiga (tanto material como espiritualmente), y la hormiga es más evolucionada que una bacteria: igual que la evolución material del cuerpo durante la selección natural, existe una Evolución Espiritual en las diferentes Dimensiones del Universo. Las autoridades religiosas dicen que los animales no tienen Alma como lo tiene el hombre, y están, una vez mas, muy equivocadas: Homo sapiens tiene Alma, y su antecesor Homo habilis tenía Alma también, y Homo erectus también, y así hasta el antecesor Australopithecus afarensis, como el simio, tenía Alma también, y el ratón tiene Alma también, y hasta los parásitos tienen Alma: la Energía Creativa del Espíritu Santo que nos da el Milagro de la Vida esta en todos los Seres Vivos que existen en el Infinito Cosmos Universal.

Así entonces, todos los Seres Vivos están constituidos por un cuerpo material físico (con millones de células específicas que forman los diferentes órganos), y un campo espiritual energético (que es parte de la Energía Cósmica Divina) que permite la expresión del Milagro de la Vida; al campo inmaterial energético de la especie humana se lo llama Alma, o Espíritu; así, el cuerpo físico del ser humano esta ‘cohabitado’ por la Energía del Alma o Energía del Espíritu, que le permite expresar o vivir el Milagro de la Vida. El hombre esta equivocado al creer que los humanos son los únicos seres vivientes que tiene Alma Espiritual; todos los animales también tienen este mismo Campo Inmaterial Energético llamado Alma o Espíritu, que cohabita su cuerpo físico para expresar el Milagro de la Vida. El Planeta Tierra podría también considerarse como una ‘Entidad Viviente’ que contiene cuerpo material (agua, aire y tierra), y el campo inmaterial energético de la Energía Divina Universal, expresando en conjunto el Milagro de la Vida, donde las células de su cuerpo serían sus seres vivos, con todos los elementos materiales y la energía espiritual formando un complejo organismo vivo; así, la Energía Espiritual del Planeta Tierra sería el Alma de Gaia, el Espíritu Santo de la Naturaleza Santa, que expresa el Milagro de la Vida.

La Dimensión Espiritual puede manifestar Fenómenos Paranormales en la Dimensión Terrenal, quizás a través del Espíritu de un Santo, como Jesús y María, quizás a través de los llamados Ángeles, u otros Seres de Luz, los Seres Espirituales, o quizás a través del Alma de Gaia: el Espíritu Santo de la Naturaleza Santa. Así, las Almas Espirituales pueden manifestar Fenómenos Paranormales llamados también Milagros como Apariciones de Luz, Sincronías, Manifestaciones Cinéticas y muchas más, para demostrar al hombre la existencia de la Dimensión Espiritual, para ayudar a establecer la Energía Positiva Creativa de la Dimensión Espiritual en el salvaje Mundo Terrenal. Estas Energías Espirituales sin embargo no pueden intervenir o cambiar los grandes dramas materiales evolutivos de la vida, como las muertes, las enfermedades, y otras sufridas ‘Expresiones de PanGaia’, como los terremotos y las inclemencias climáticas que tanto daño y sufrimiento causan en este mundo, y que el hombre, si logra sobre-vivir, algún día podrá controlar, para transformar el cruel caos de la naturaleza natural en un Paraíso Celestial. Ciertamente, creo que la especie humana ha sido creada recientemente en el Planeta Tierra por el ‘Alma PanGaica’ o por el Divino Espíritu Santo, para transformar al imperfecto mundo cruel en un perfecto mundo armónico, donde todas sus criaturas podrían convivir en armonía, con amor y paz, sin tener que comerse los unos a los otros, con tanto sufrimiento, sino, mas bien, podrán subsistir a través de la Energía Cósmica Espiritual o del Espíritu Santo (como las plantas lo hacen con la Energía del Sol), la Energía Espiritual que es la Energía Creativa de Expansión Universal, que la humanidad podría descubrir a través de la ‘Revolución Espiritual’. Lo que el lector debe hacer, para ayudar a salvar al mundo del actual curso de destrucción, es desterrar el terrible sufrimiento de los animales, y no comer carne, para desterrar el sufrimiento del Espíritu Santo del Alma de PanGaia (abajo).

Como todo Ser Vivo tiene Alma Espiritual, todos los animales tienen el mismo derecho que los seres humanos a una larga vida digna para disfrutar de la libertad y de todos los placeres que ofrece el Mundo Terrenal. Es inconcebible que, por ejemplo, gallinas y pollos tengan que vivir en jaulas toda su vida (hacinadas hasta 3 animales por metro cuadrado), bajo la tortura humana de la industria de carne, para producir un alimento innecesario para el hombre, porque el hombre debe ser vegetariano y está diseñado para ser vegetariano. El hombre puede comer los exquisitos huevos de gallinas solo si las divinas gallinas viven libres en el campo: mis gallinas siempre están libres en mi campo, reciben ración ad libitum, y muchas veces ponen sus huevos en la cama en mi cuarto. El malvado abuso carnívoro del hombre está causando un enorme terrible sufrimiento en toda la población animal del mundo, causando un daño muy grave al Alma de Gaia, al Espíritu Santo de la Santa Naturaleza, y asimismo al Alma del Hombre, con gran contaminación ambiental y destrucción del planeta, con el exterminio de miles de especies animales y vegetales que sufren por el egoísmo del hombre. Como el hombre es el Ser Viviente mas evolucionado del mundo, con capacidad para dirigir la evolución del mundo, pudiendo crear sin destruir, es responsabilidad del hombre brindar protección a todos los Seres Vivientes, como lo hace un Buen Padre con sus hijos; por ello, el Hombre es el Dios de este Mundo: debe hacer imponer el Bien sobre el Mal, el Amor sobre el odio, la Armonía sobre el caos, debe imponer Paz y no hacer guerras, debe cambiar el cruel salvaje caos del mundo en un orden pacífico armonioso paradisíaco, un Mundo Material Terrenal donde solo prevalece la Energía Amorosa Espiritual, un Planeta Agua Tierra sin sufrimiento ni dolor, en donde todos los Seres Vivos Espirituales conviven en paz, armonía y libertad, respetando todos los elementos materiales del Mundo Terrenal. Así, un cambio radical muy fácil de lograr para disminuir el sufrimiento y la contaminación ambiental de la Santa Naturaleza es que toda la población humana no consuma mas alimento animal. Si usted quiere hacer algo bueno por este mundo, y no ser un cómplice activo del sufrimiento y matanza de millones de animales, no consuma mas alimento animal, esto incluye no comer aves ni peces, que también son vertebrados como nosotros, y tienen sangre, y están en vías de extinción por causa del hombre. Es muy sencillo lograr dejar de comer carne (mucho más fácil que dejar el cigarrillo, el alcohol, o hacer una dieta para adelgazar), y si usted no se vuelve vegetariano, usted será responsable de cada sufrimiento animal, y del pronosticado Apocalipsis Terrenal, y así, sus hijos ya no tendrán un planeta apto para experimentar la vida terrenal.

¿Cómo transformar el salvaje doloroso caos del mundo en un soñado Paraíso del Cielo? El salvaje caos de la naturaleza está presente en todo momento, en todas partes, y en todas las cosas, provocando un gran sufrimiento en todas las criaturas que comparten la Madre Tierra. Un simple ejemplo muy frecuente que veo en el campo es el problema de las bicheras en muchos animales: cuando un animal se lastima, se corta la piel, con sangre, las malditas moscas se posan en la herida, ponen sus huevos, y en dos días hay miles de larvas o gusanos, que, si no se matan con medicamentos, se comen lentamente a todo el indefenso animal en vida, con terrible sufrimiento (otro horrible diseño de la creación que no puede ser la creación de un supuesto inteligente compasivo Dios que ama a sus hijos). La lista de crueldades en la naturaleza es también infinita: leones que matan inocentes crías para que la madre vuelva a entrar en celo para así engendrar su propia cría; animales que matan por matar sin consumir a su víctima (los zorrinos matan a todas las crías de mis conejos consumiendo tan solo parte de una); cánceres que matan a inocentes víctimas; la lista es interminable, ejemplos que son todos un pobre diseño de la naturaleza, o del supuesto imperfecto dios, pero que pueden ser revertidos gracias a la inteligente intervención del hombre: mediante la manipulación genética y ambiental, pues el fenotipo (el carácter físico de un animal), es la expresión de los genes con el medio ambiente; así, modificando el ambiente (por ejemplo dando mucho amor o ración a los animales hambrientos), o clonando buenos genes adecuados, y eliminando alguna mutación, un zorro ya no matará gallinas o corderos, y el león no matara mas cría, eliminando los genes egoístas y promoviendo la expresión de genes altruistas (mi gallo es altruista: cuando doy pan a las gallinas, el gallo no come hasta asegurarse de que todas las gallinas comieron, incluso les corta el pan en trozos pequeños para que puedan comer mejor). El hombre ya ha logrado la creación de una especie animal con características deseadas por el hombre: el perro, en tan solo unos pocos siglos, generando desde el ancestro el lobo, todo tipo de razas, con caracteres específicos deseados a su voluntad: yo prefiero a mi bondadoso Golden Retriever mas que a un agresivo protector Doberman. Así, mediante la manipulación genética y ambiental, controlada por un inteligente hombre, se puede modificar cualquier especie animal para la próspera evolución del mundo.

El clima es otra manifestación cruel y destructiva de la naturaleza (o del supuesto pacífico misericordioso dios), y otro de los grandes problemas cada vez mas destructivos que la humanidad deberá controlar. Si la especie humana sobrevive al actual curso de extinción, inducido por los humanos, en algunos años, a través de la ciencia y tecnología, con extraordinarios descubrimientos científicos, ayudados por las computadoras, podremos controlar el clima, y así crear un clima perfecto, en todo el mundo, para establecer el Paraíso en la Tierra, sin hambre y sin sed, sin el sufrimiento en los animales y vegetales que sufren y mueren de asesinas sequías, de mortales fríos, y temporales de vientos, que se podrán arrestar. Pienso que el control del clima será relativamente fácil de realizar. Lo más difícil de solucionar es el complejo problema del doloroso designio de la vida del ‘comer y ser comido’; otro pésimo invento del supuesto Perfecto Amoroso Dios: quizás Dios creó al hombre para que éste cambie este mal diseño que resultó demasiado cruel para la ‘Evolución de Dios’. No habrá jamás plena paz y armonía en el Planeta Tierra mientras las criaturas vivientes tengan hambre y se tengan que matar unos a otros para comer por la cruel supervivencia de la especie más apta, y los hombres maten a millones de animales para tan solo deleitarse en su egoísta y perverso consumo. La terrible agresiva experiencia de los carnívoros dinosaurios fue eliminada del Planeta Tierra, con la Evolución de PanGaia, y constituye un cambio de espíritu hacia una dirección más pacífica y armoniosa planeada para la evolución del Planeta Tierra. La creación de la Especie Humana podría ser otro cambio radical en la evolución de la Madre Tierra, para crear el perfecto Paraíso en la Tierra. A los humanos se les ha concedido la Gracia del Espíritu de la Conciencia Inteligente mas evolucionada para dirigir la evolución de todas las criaturas del Planeta Tierra; así, es responsabilidad de la humanidad cuidar de todas las criaturas que se les ha encomendado, a través del don de su inteligencia, y los extraordinarios dedos de sus manos para usar computadoras, para transformar el caos salvaje del actual mundo en un Reino de los Cielos de paz y amor en nuestra Milagrosa Tierra Santa.

Si los animales no tuvieran que comerse los unos a los otros, para obtener la energía de los alimentos, para preservar la vida, los animales no se comerían entre sí, y entonces, ninguna criatura viviente tendría que hacer sufrir y matar a otra criatura, y así todas las criaturas vivirían en armonía y en paz, sobreviviendo del Alimento del Espíritu Santo de la Dimensión Espiritual. Ciertamente, si los humanos y todos los demás animales no tuvieran que consumir alimento, y matar animales inocentes para obtener energía para preservar la vida, entonces el horrible sufrimiento que se produce con cada pelea y cada muerte sería eliminado de este cruel mundo salvaje. Los herbívoros parecen ser animales más evolucionados que los carnívoros, ya que no producen sufrimiento, porque no matan a otros animales para comer para obtener su energía. Quizás el Planeta Tierra, ahora con la creación del dominante destructivo hombre, evolucione para que sobrevivan solo animales herbívoros para eliminar el cruel designio del comer o ser comido, establecido por las especies carnívoras (quizás los animales carnívoros se extinguirán más rápido que los herbívoros, como los grandes felinos salvajes, osos polares y lobos que están en vías de extinción). El hombre, el animal mas evolucionado, debe dar el ejemplo y no consumir más animales. Es más, el hombre debe alimentar con ración a todos los animales que no tienen suficiente alimento, incluso a los animales salvajes, como a los osos polares que están en vías de extinción, que cada año les cuesta más conseguir alimento, y mismo el hombre los mata cuando los pobres osos husmean en la basura para encontrar alimento. Con ración balanceada se domestica hasta al animal más salvaje, como un tigre, uno de los animales más hermosos y extraordinarios, que por culpa del hombre también está al borde de la extinción. Las plantas son criaturas aún superiores que los herbívoros, ya que no matan animales ni tampoco a plantas, porque utilizan la Energía de la Vida que nos da el Milagroso Santo Sol. Una estrategia similar con una Energía Espiritual que alimenta el cuerpo, como lo hace la Energía del Sol, debemos encontrar, para establecer esta energía en la materia genética de todos los animales, para eliminar la muerte, las enfermedades, y el sufrimiento del salvaje mundo terrenal. Hasta encontrar la forma de modificar el cruel designio del comer o ser comido, el hombre puede y debe alimentar a los animales con ración balanceada. Ciertamente, si alimentas a los hambrientos zorros, jabalíes, y lobos, éstos ya no se comerán a tus corderos, y así, ni los cachorros del zorro ni los corderos de las ovejas sufrirán y perderán el Milagro de la Vida en el Mundo Terrenal. Con una ración perfectamente balanceada se puede eliminar el instinto predador y transformar una especie estrictamente carnívora en omnívora, como en pocos años ha sucedido con el perro, el indiscutido mejor amigo del hombre. En el futuro, mediante la manipulación genética se podría clonar el sistema vegetariano herbívoro y el foto-sintético vegetal de las plantas en los animales carnívoros, para que utilicen como fuente de energía la Luz del Sol. Mucho mejor aún, en vez de usar la energía de las presas para mantener en vida el cuerpo, de la misma manera que las plantas usan la Energía del Sol, el hombre y los animales podrían usar la Energía Cósmica Espiritual (la anti-gravedad cosmológica) que esta almacenada en la Dimensión Espiritual. El descubrimiento de cómo utilizar la Fuente de Energía de la Dimensión Espiritual podría llevar a los humanos cientos de años para descubrir, para poder establecer el Cielo en la Tierra, usando la Energía Cósmica Divina del llamado Espíritu Santo, la Energía Cósmica Universal, para sostener la Divina Vida en nuestro querido Planeta Tierra. Si los seres humanos sobreviven el actual curso de Apocalipsis, y continúan existiendo en este mundo, pienso que encontraremos la manera de obtener y controlar la Energía Espiritual, para almacenar y dirigir la Energía de la Vida, y la Evolución de la Tierra, para establecer el soñado Paraíso Celestial. Entonces, no habrá más muertes, ni enfermedades, ni vejez, ni dolor, en la Santa Naturaleza; nunca más mataderos, no más jaulas, no más criaderos de pollos y cerdos, no más animales enjaulados, no más sufrimiento para las pobres criaturas inocentes de la Santa Madre Tierra de mi Alma Corazón Amor! Por favor, no consuma carne! Espíritu Santo de Nuestro Amor, danos la Energía Sagrada de tu Espíritu Santo, como lo hacen los Ángeles del Señor, para que nunca jamás tengamos que matar a ninguna criatura de nuestra Santa Madre Tierra de Nuestro Corazón Amor!
flecha-arriba