Santuario – Abba-Ama-Pan-Gaia Skip to content

Santuario Abba-Ama

En mi deseo de lograr lo ideal de mi filosofía de vida, desde hace varios años tengo en obra la creación de un Santuario de la Naturaleza, donde una gran diversidad de plantas autóctonas y exóticas, y muchos animales domésticos, exóticos y salvajes, conviven felices, en un armónico pacífico paraíso, sin hambre y sin sed, en completa libertad, protegidos de las adversas manifestaciones climáticas y de los abusos del hombre. Aquí describo con fotografías el Santuario Abba-Ama donde estudio la conciencia espiritual de los animales y estimulo conciencia ecológica espiritual en la comunidad local e internacional que visita el famoso balneario de Punta del Este.

La pasión y motivo de mi vida son los animales y en el santuario tuve y tengo todo tipo de animales domésticos, exóticos y salvajes que me enseñaron las cosas mas importantes de la vida que no aprendí en mi larga carrera científica y formación universitaria. Aquí estudio la conciencia espiritual animal de cientos de animales muy diferentes que me demuestran tener un ‘Alma Espiritual’ como la tiene el Hombre.

El santuario forma parte de mi proyecto Abba-Ama-PanGaia que tiene como objetivo estimular una conciencia ecológica espiritual en los seres humanos, para que los seres humanos no maten animales para comer, y para establecer el buen tratamiento ético de los animales que tienen el derecho primordial a una larga y feliz vida, viviendo toda la vida en plena libertad, que es el derecho universal mas importante de la vida de un Ser Vivo.

Comencé el proyecto del santuario en el año 2001 con la transformación de un campo pelado en una reserva ecológica con la plantación de miles de plantas, creando 200 tajamares, y criando miles de animales de muchas especies que conviven felices protegidos de los abusos del hombre. Ciertamente, muchas veces tuve que intervenir para frenar los delitos de mis vecinos y los criminales cazadores que destruyen a los árboles centenarios y exterminan con sus armas de fuego a toda la fauna del Uruguay (abajo).

El santuario tiene una superficie de casi 300 hectáreas y esta ubicado en las solitarias sierras, muy cerca de las playas turísticas, a 50 km de Punta del Este, uno de los balnearios mas importantes de Sudamérica.

Uno de los atractivos del santuario es su espectacular palmar que alberga miles de palmeras de las especies Pindo y Butia que es patrocinado por la fundación ecológica internacional GEF con el Banco Mundial y el gobierno del Uruguay. Hay muchas palmeras mellizas, trillizas, y algunas cuatrillizas. Hay miles de palmeras en crecimiento pues el principal palmar está protegido por un alambrado de 5,000 metros de extensión que impide el paso de los animales que comen pequeñas palmeras en crecimiento (el famoso palmar de Castillos está en extinción por que no esta protegido del ganado de los productores de carne de la zona).

El santuario contiene una extraordinaria dotación de agua, con varios arroyos, muchos manantiales, y unos 200 preciosos tajamares que albergan una rica flora y fauna acuática, donde se crían y viven miles de ranas, gansos y patos domésticos, patos salvajes, carpinchos, lobitos de río, nutrias, garzas, y a veces vienen a visitarme los famosos hermosos cisnes de cuello negro.

Hay piscinas de agua en la rocalla, pequeñas cascadas, grandes manantiales de agua que manan de la tierra, y varios arroyos en las quebradas, con agua pura y cristalina de montaña que con las lluvias vierte en los tajamares en toda la extensión del santuario.

Hay varios cerros de montaña en el santuario, con muchas espectaculares vistas de 360º hacia las sierras de la zona, con vistas que llegan al cerro Catedral (el mas alto del Uruguay), a las grandes lagunas de la costa, al océano, y a la ciudad de Punta del Este.

Hay grandes rocallas de piedra con vistas espectaculares hacia las sierras de la zona, con vistas al gran palmar en las laderas de las sierras y a los añosos árboles del monte nativo en las quebradas y valles del santuario.

El monte nativo del santuario ocupa una extensión de unas 100 Ha, con un enorme arboretum con todo tipo de árboles autóctonos; destacan cientos de coronillas centenarias (algunas de 500 años de edad), canelón negro y blanco, carobas, guayabos, y el arrayán.

Hay plantados varios montes ornamentales de varios tipos de eucaliptos con los hermosos fisifolia y cineréa, hay pinos de varias especies, álamos y acacias; todos protegen a los animales de los vientos, las lluvias, del frío del invierno, y del calor en el verano, dando la sombra que es esencial para todos los animales.

El santuario tiene plantados miles de árboles y arbustos ornamentales de muchas especies diferentes que dan una hermosa vista con sus hermosas hojas y flores que complementan al monte nativo en el paradisíaco ambiente del santuario.

Hay muchas flores de todos los colores (destacan el azul, los rojos, amarillos y blanco), en toda la extensión del santuario, especialmente de los muchos arbustos y árboles plantados alrededor de las casas en una extensión de unas 30 hectáreas.

En el santuario conviven muchos animales domésticos y exóticos, todos muy mansos por el buen trato de amor que reciben; todos circulan libres por todo el santuario ya que la libertad es la condición mas importante en la vida de todos los seres vivos. Los animales que tuve y tengo en el santuario incluyen: ovejas, vacas, caballos, llamas, burros, cabras africanas, cabras criollas, gallinas y gallos, gansos, pavos, patos, conejos, carpinchos, abejas, gatos, y perros: Taurus y Tango.

Hay una preciosa fauna salvaje con animales de todo tipo: jabalí, zorro, ciervo, ñandu, lobito de río, nutria, carpincho, gato montés, tatu, mulita, liebre, zorrino, lagarto, cisnes, pava de monte, gallineta, patos, garzas, cuervos, carancho, chimango, halcón, búho, tero, ranas, peces, mariposas de todos los colores, luciérnagas de la noche, y muchos hermosos pájaros. Lamentablemente existen criminales cazadores que progresivamente están exterminando toda la fauna del Uruguay (OC).

El Uruguay es famoso por su gran diversidad de aves y en el santuario se ven todo tipo de preciosos pájaros con sus hermosos colores y su precioso cantar (como el zorzal y mirlo).

Hay 1.000.000 U$S invertidos en la construcción de instalaciones para los animales y el personal. Destacan la cruz de mármol y la capilla de mármol con vitrales de los ángeles que dan un ambiente místico espiritual para la meditación en el santuario.

Hay una gran inversión en caminos y muy buenos alambrados para proteger mis cabras de los perros de los vecinos; separan varios potreros para la rotación del pastoreo y el buen manejo de los distintos animales.

En el santuario se ven hermosas demostraciones de la naturaleza: con la luna llena, preciosas salidas y puestas de sol, arco-iris espléndidos, nubes rosadas, espectaculares cielos estrellados; y se escucha el precioso silencio y los sonidos naturales de esta tierra aún no contaminada por el hombre.

Experiencias en el Santuario

Durante 15 años tuve todo tipo de experiencias en el santuario: con el clima, con los animales, con las plantas, y con seres humanos. En el futuro voy a publicar en mis ‘obras completas’ todas mis experiencias con los animales, describiendo el comportamiento de los animales, demostrando que los animales son muy parecidos al animal del hombre; los animales tienen conciencia y Alma al igual que el hombre. También voy a describir las malas experiencias con el sufrimiento de los animales por sus enfermedades, las crueles manifestaciones del clima, y mis horribles experiencias con malditos seres humanos que cometen todo tipo de delitos contra las personas buenas y contra la Naturaleza Santa. Aquí describo en un párrafo algunas de mis malas experiencias con los seres humanos para que el lector vea que los delitos no solo se cometen en la ciudad sino también en el campo:

Podría escribir un libro entero sobre los delitos cometidos por mis vecinos y mis ex-empleados; aquí resumo los que me vienen ahora a la memoria: han matado a mis animales con sus escopetas: han matado mis carpinchos, mis ovejas y mis cabras; han entrado en mi campo para matar ciervos; han violado las cenizas de mis padres que tenía en mi capilla; me robaron todo tipo de herramientas, el robo mas común la nafta, me robaron ración; me mintieron y me engañaron todo el tiempo; no trabajaban cuando yo estaba ausente; me denunciaron por mis amenazas cuando entraban a mi campo a matar mis animales; me pusieron agua en la nafta de mi coche y así me dejaron 1 mes sin movilidad en el campo; no atendieron a mis animales enfermos, torturaron a mis animales, lastimaron a mis animales por absoluta negligencia; y varias veces le prendieron fuego a mi montaña! Perdí 10% de mi fortuna por los robos perpetrados por los empleados. Las malas experiencias con los criminales cazadores son un capítulo aparte: estos brutos cobardes están matando a todos los indefensos animales del campo, y están exterminando a la fauna salvaje del país. Durante años me enfrenté con cobardes grupos de cazadores que les divierte y gusta matar indefensos animales. Después de una larga batalla con dos vecinos conseguí judicialmente una prohibición del uso de armas de fuego de mis delincuentes cazadores vecinos que ya no pueden matar ni una liebre, y desde hace un año ahora tengo paz y veo muchos mas animales en mi Santuario. Y aquí doy un ejemplo como son ciertos hombres de campo que no les importa ni un pepino las plantas y los animales: usan perros para llevar las vacas a los corrales para después mandarlas al matadero: cuando un perro se pone un poco viejo, y ya no corre tanto detrás de las vacas, dicen: ‘el perro ya no me servía mas y por eso lo pasé por la soga‘; pasarlo por la soga significa ahorcar al perro, colgándolo de alguna soga, así cuando el perro ya no le ‘servía’ al campesino, porque estaba algo viejo, lo ahorcó, y a veces dicen ‘lo pasé por el cuchillo‘ cuando les cortan la cabeza. Mientras los vecinos queman sus campos y destruyen a sus árboles centenarios, como la coronilla, con el fuego, yo riego a los pinos de mi monte cuando sufren de alguna sequía. Yo trato mejor a las piedras de m campo de lo que mis vecinos tratan a sus plantas y a sus animales (OC).

El clima puede ser un grave problema porque cuando viene mal amenaza especialmente la vida de los árboles y de algunos animales. Este año 2015 tuvimos la peor sequía de los últimos tiempos, 15 meses con muy poca lluvia, y hasta los eucaliptos sufrieron con la grave sequía; aunque me pasé días enteros regando pinos de mi monte de pinos, varios pinos se murieron por alguna peste por el estrés hídrico ocasionado por la grave sequía. Cuando escribo este texto, estamos a fines de julio, en pleno invierno, y aún no han caído las lluvias del otoño; esto es el cambio climático producido por el hombre. Me pasé 8 meses, todos los días, todo el día, regando, para salvar a miles de árboles que había plantado. Sin los millones de litros de agua que tengo en mis tanques, tajamares y reservas de agua, hubiera perdido a miles de árboles que cuidé durante muchos años desde que los planté en el año 2001. Hace años tuvimos un devastador huracán que arrasó con muchos árboles. Cada tanto caen torrenciales diluvios que destrozan caminos y tajamares. Los fríos del invierno pueden ser duros y las sequías del verano lo son siempre también. Al final, uno se pasa el día mirando los pronósticos del tiempo, para saber cuando va a llover, porque uno esta a la merced del clima, que nunca es perfecto, siempre falta agua en el verano o sobra agua en el invierno por algún diluvio. La gente de la ciudad no tiene idea lo que es la vida en el campo; cuando ven el informativo y les dicen en plena sequía del verano que hay ‘buenas noticias’ porque va a seguir el sol, todo el mundo se pone contento porque los ignorantes van a poder seguir tomando mas sol, mientras miles de animales (como los sapos) se mueren de sed por la grave sequía.

Mi dura experiencia en el campo ha sido sin embargo una bendición en mi vida, conocí la verdad de la vida, y lo que realmente son los animales; mi vida junto con los animales me ha cambiado mi vida, cambió mi filosofía, me volví agnóstico de la existencia del dios padre que cuida de su creación, y me volví vegetariano! Las experiencias con mis animales domésticos ha sido la bendición mas grande de mi vida. Los animales me mostraron la realidad de la vida, me transformaron en un hombre mucho mejor; los animales me han hecho un Santo de Dios! Lo describo con detalle en las obras completas de mi vida; abajo escribo unos pocos comentarios sobre las diferentes especies que tuve en mi santuario con algunos datos que puedan servir al lector:

Ovejas: las ovejas son la definición de lo que es un ‘Cordero de Dios’ por lo buenas que son. Me resulta imposible comprender que los seres humanos las puedan matar para comer. El gran genio Leonardo da Vinci tiene razón cuando dice que el que mata a un animal es un criminal! Las ovejas son muy resistentes a las inclemencias del tiempo, salvo después de una esquila, que si viene una lluvia con frío deben protegerse adentro en un galpón, sino pueden morir de frío. Muchos brutos del campo esquilan las ovejas en el invierno para que tengan frío y así coman mas pasto para ganar medio kilo mas de peso, para que el productor tenga un peso mas en el bolsillo. El gobierno promueve esta esquila en el invierno que es otro gran crimen perpetrado por el hombre. Además debería estar prohibido cortar las colas de las ovejas, otra práctica inmoral de los productores de campo para ganar dos pesos mas; los brutos no entienden que los animales tienen cola por una buena razón. Hay que cuidar las ovejas de las enfermedades metabólicas por falta de alimento en el invierno. No deben comer maíz quebrado ya que sufren de un empacho y se mueren en poco días; esto nadie lo sabe, ni siguiera los veterinarios; cuando me di cuenta de este problema doy ración de vaca lechera y no he tenido problemas. Después de comer pasto en la montaña todas mis ovejas vienen a dormir a la noche cerca de mi casa. Nunca tuve problemas con depredadores de animales salvajes como el zorro y el jabalí; los únicos depredadores que me mataron ovejas fueron los malditos seres humanos con escopetas y a veces sus perros que adiestran para matar con su constante cultura de la violencia (OC).

Cabras: las cabras son totalmente divinas y no tienen problemas con enfermedades de ningún tipo; el peor problema son los perros de los malditos cazadores que matan todo lo que tenga 2 patas, como el ñandú, y 4 patas: como mis cabras. La experiencia con las cabras puede ser difícil ya que son muy destructivas con las plantas, especialmente al comer la corteza de ciertos árboles que con el tiempo pueden morir por el corte de la circulación de la sabia. La única forma de proteger a los árboles que conviven con cabras es mediante una malla de acero que coloco alrededor de cada árbol individual para impedir que la cabra se coma la corteza y afile sus cuernos en el tronco del árbol. Sin esta protección de los árboles no se puede tener cabras en un parque con árboles ya que con el tiempo los van a destruir; así, uno puede elegir tener cabras sin árboles, o tener árboles sin cabras; yo elegí tener ambos, con la protección de las mallas, porque las cabras son divinas, y además muy útiles para la limpieza de la mugre del campo pues comen arbustos que las ovejas, vacas y caballos no comen, impidiendo la proliferación de plagas. Yo demuestro con mi santuario que es posible tener un parque con árboles indígenas, árboles ornamentales y árboles frutales, con muchas cabras (100) que circulan libres en mi campo; así, con la malla y buen manejo, las cabras pueden ser salvadas de un posible escenario de exterminio, ya que la gente de campo cría cada vez menos cabras por lo dañino que son con las plantas y por pasar por malos alambrados al campo de los vecinos.

Caballos: después del perro el caballo es el mejor amigo del hombre. Por suerte todavía el hombre lo come poco. El único problema que he tenido con mis caballos es con los padrillos de mis atorrantes vecinos, padrillos alzados que al estar completamente solos por el maltrato de mis vecinos, se volvían locos con mis 20 yeguas, y dos veces se lastimaron mis yeguas cuando se cortaron una pierna en un alambrado: las heridas son muy difíciles de sanar, una herida profunda puede tardar hasta 2 años en cicatrizar. Cuando era niño andaba a caballo, pero desde que soy adulto y conozco mejor a los caballos no ando mas a caballo. Los idiotas brutos hombres siguen torturando a los caballos con su circo de jineteadas y doma de caballos; son aún indios salvajes del pasado.

Vacas: las vacas son sagradas como lo dicen las religiones mas importantes del mundo. En mi santuario también fueron sagradas como todas las otras criaturas de Dios. No se deben comer vacas ni toros ni terneros y esto hoy es uno de los mas graves pecados del mundo. Como dice el gran genio Leonardo da Vinci: el que mata a un animal es un criminal! No he tenido problemas con las vacas, comen de todo, y limpian el campo; el único problema que tuve es con los reglamentos de las autoridades que piden mil cosas para la industria de la matanza de vacas: como marcarlas a fuego, cortar sus orejas e inyectarlas con todo tipo de medicamentos para que no tengan problemas los ignorantes humanos que aún comen carne de las sagradas vacas; los hombres comen vacas para enfermarse del corazón, sufrir infartos cerebrales, morir antes, e irse al infierno por el sufrimiento que causan a éstos santos animales.

Burros: los burros son totalmente divinos, después de mi perro y mis gatos es el animal mas manso que tengo en mi santuario. No tienen problemas de salud. Están siempre en la vuelta de las casas. Por lo manso que son y por su mediano tamaño, no tan grande como el caballo, son fáciles de manejar, les puedo dar una toma contra los parásitos sueltos en el medio del campo. Dan mucho amor, son muy cariñosos: con buena razón Jesús y María anduvieron en burros en las montañas.

Llamas: las llamas son muy inteligentes y mansas. Las usan en el campo para cuidar ovejas, pero los bastardos humanos dejan una sola llama con las ovejas, sin compañeras de su especie, porque dicen que solas cuidan mejor de las ovejas. Evidentemente a los animales tampoco les gusta estar solos; son seres vivos sociables igual que el hombre; pero al productor le importa un pito el estado emocional de sus animales, lo único que le importa es tener mas plata en el bolsillo. Por suerte las llamas son muy caras y por eso los humanos no las comen. He tenido 5 llamas durante muchos años; Mimita, la hija de Chuequita, se murió de un empacho, y esta horrible experiencia me volvió agnóstico del ‘creador dios protector’ por las crueldades y sufrimiento que comencé a ver en la naturaleza. Me gustaría tener y conocer a las hermosas alpacas para embellecer aún mas el Santuario.

Carpinchos: mi experiencia con los carpinchos ha sido mística y extraordinaria. Son muy mansos e inteligentes. No entiendo como pueden haber hombres que matan a estas criaturas tan lindas e inocentes. Un día amenacé a un delincuente cazador de matarlo de un tiro cuando entró en mi campo y mató a uno de mis carpinchos; la policía no hizo absolutamente nada tras mi denuncia, ni siquiera llamaron al delincuente a declarar (OC). Los delincuentes cazadores son impunes ante la ley y siguen exterminando a la fauna del Uruguay.

Conejos: los conejos son absolutamente divinos, muy mansos, lindos y tiernos, muy desprotegidos al nacer; hay que cuidarlos de los depredadores como el zorro y el zorrino. Tienen algunas pestes de piel y del oído que son fáciles de controlar. Hay que tener siempre limpios los galpones, donde entran solos, para dar su cría, y algunos para dormir; los que se quedan afuera pueden ser víctimas de una visita de zorros. La única manera de frenar a los zorros es con un alambrado completo de malla alrededor del parque de las casas.

Pavos: los pavos son muy mansos, interesantes y bonitos. No me fue muy bien con la cría de pavos, no tuve pavitos, y en unos años se fueron muriendo los 4 pavos que tuve en el campo. Espero volver a tener. Tengo muchas pavas de monte salvajes que viven en las casas que son muy mansas y son familiares de mis pavos domésticos.


Gansos: los gansos son muy limpios, siempre están impecables en su plumaje blanco y gris; la única contra que tienen es que son ruidosos, algo agresivos a veces los machos se pelean, pero así también cuidan las casas del hombre y de los depredadores de animales mas pequeños como gallinas y conejos. Jamás perdí un solo ganso, están siempre juntos y en la noche se defienden de los zorros y gatos monteses. Son uno de los animales mas valientes del mundo, y los machos cuidan a las pequeñas crías de las hembras de una forma absolutamente asombrosa.

Gallinas: las gallinas son extraordinarias, muy mansas, dan sus ricos huevos, crían a sus pollitos en forma excepcional, jamás se les muere un pollito, y cuando son grandes los dejan de repente para que se arreglen solos y todos los pollos aún se quedan juntos por mucho tiempo hasta volverse adultos. Los gallos cuidan a las gallinas con mucho cuidado y les cortan el pan para comer; el gallo no come hasta asegurarse que la gallina comió todo lo que quiere comer. Es muy lindo escuchar a los gallos cantar muy temprano en la mañana, son el mejor despertador que indica que la luz del día está por llegar.

Patos: las patas son muy buenas madres, muy valientes, son muy mansas, las puedo tocar, son hermosas de ver volando a los diferentes tajamares. Los machos son muy valientes, pero a veces se pelean con otros machos por las hembras. Están muy bien dotados contra los depredadores como zorros y gato montés, porque corren por la tierra, vuelan en el aire, nadan en el agua, y flotan en el agua; debe ser el mejor animal para encarnar después de la muerte. Sin embargo, los gatos monteses los pueden capturar en la noche si se descuidan durmiendo sobre el terraplén de un tajamar. En el escudo familiar de mi padre hay imágenes de 3 patos; la primer memoria consciente que tengo en mi vida fue a los 3-4 años dando ración a unos patos en una laguna en Holanda.

Abejas: las abejas son importantes animales para la supervivencia del planeta; son animales muy buenos, nunca atacan a otro animal, pero se defienden y pican a los hombres cuando uno se mete a manosear la casa de las abejas. Hay un problema local y mundial con la vida de las abejas por los tóxicos que utiliza el hombre para ganar mas plata. En mi santuario tengo una abundante población de divinas abejas. Para cuidar mejor de mis abejas mandé hacer una casita de madera que coloco encima de la colmena común, y esta extra protección contra las inclemencias del tiempo (lluvia, frío, viento, y calor) me ha dado excelente resultado para la salud y la constante multiplicación de las divinas abejas que son esenciales para la vida en el planeta.

Animales salvajes: todos los animales salvajes son divinos, incluso los zorros y zorrinos cuando se portan mal y matan algún animal para darles de comer a sus crías. He atendido a muchos animales salvajes enfermos que cayeron en mis manos para mi protección como algún carpincho, tatu, lagartos, zorrinos, pájaros de todo tipo, y hasta serpientes que agarro y saco del paso de mis animales; todos los animales salvajes son divinos, y deben ser protegidos de los malditos cobardes desalmados cazadores.

Zorros: los zorros están protegidos por la ley. Los pobres zorros son verdaderos carnívoros y por lo tanto tienen que matar animales para comer. Los zorros me han matado varias gallinas y muchos conejos a lo largo de muchos años. La única manera de proteger a los animales de noche como gallinas y conejos es encerrarlos en un buen gallinero o en un galpón, y no hay que olvidar de cerrar la puerta o una ventana porque el zorro es mucho mas inteligente que el campesino, y son valientes, y no van a dudar de llevarse algún animal. Me da mucha lástima ver a zorros flacos y así muchas veces les dejo ración de perro para comer. Los zorros se llevan los platos que les dejó con ración al lado de mi casa para llevarle a sus crías en la montaña; y a veces me traen los platos devuelta y aúllan para que les coloque mas ración en los platos para volver a llevar ración a la montaña. En el futuro, si hubiera un futuro, el hombre cuidará de todos los animales salvajes y les dará de comer, especialmente a los animales carnívoros que les cuesta mucho conseguir alimento para comer especialmente en las sequías del verano y los crudos fríos del invierno.

Jabalíes: dicen que los jabalíes matan animales y por eso los cobardes cazadores aprovechan para matar todo lo que venga; yo tengo jabalíes en mi montaña y a mí nunca me han hecho daño, desde que yo vivo en el santuario jamás me han tocado una oveja, o un cordero o un cabrito, nunca me mataron un animal. Los jabalíes vienen de noche a osar la tierra de mi parque donde duermen mis ovejas y no las tocan y no las molestan; a mi no me tienen miedo y me encanta escucharlos de noche; los jabalíes saben que yo los respeto y no les hago daño, y por lo tanto los jabalíes respetan y no hacen daño a mis animales. Yo puedo demostrar que los jabalíes no lastiman a mis animales con fotos de los jabalíes y de las osadas al lado de mi casa, y además están mis empleados que son testigos que los jabalíes osan en el parque de mi casa y jamás me han matado un animal. Los que me mataron mis animales fueron los perros de mis malditos delincuentes vecinos que salen a cazar jabalíes y otros malditos delincuentes cazadores que matan todo lo que ven y están exterminado a toda la fauna del país con el estímulo de las incompetentes autoridades del gobierno que están muy equivocados con sus leyes y no hacen nada para impedir el exterminio de la fauna que se pierde para siempre (OC). Durante un largo tiempo he tenido una numerosa familia de jabalíes que venían a mi casa a osar el pasto del mi campo: la madre jabalí era negra, estaba acompañada por 2 anteriores crías y tenía varios pequeños cachorros: un jabalito divino era blanco muy único en el mundo que fue una bendición para el santuario (ver fotos abajo). Además, había un jabalí macho que venía a veces a comer ración con una numerosa familia de varios carpinchos; el gran jabalí macho no le hacía nada a los pequeños carpinchos y estos tampoco le tenían miedo al jabalí macho como lo demuestran las fotos y el video que un día me tomaron unos amigos que justo visitaron el santuario (ver sección videos).

Gatos: mis gatos son la mejor terapia física y espiritual; me acompañan todo el tiempo con mucho amor; recibo todos los días unos masajes divinos con las patas de mis gatos, me quitan todos los dolores físicos y emocionales que acumulo en el día, y me sacan hasta cualquier cáncer que pudiera crecer. Por buena razón los increíbles gatos han sido considerados una deidad por la gran cultura egipcia. He sufrido mucho con la pérdida de varios queridos gatos que he tenido a lo largo de mi vida; hoy me quedan 5 gatos que duermen conmigo en la cama con mi adorado Taurus.

Tango y Taurus: mi perro Tango era el hermanito y compañero de Taurus; se murió a la temprana edad de 6 años en una de las peores experiencias de mi vida. Escribí un capítulo entero sobre la muerte de mi querido Tango (ver sección Taurus y Tango). La muerte de Tango me produjo una larga crisis emocional y desde entonces no creo mas en un dios padre que cuida de su creación. Tango fue de lo mejor que me pasó en mi vida. Lo extraño siempre, pero siempre esta y estará en mi Corazón compartiendo mi y mi Alma.

Taurus: mi adorado Taurus va a cumplir 14 años; es mi mejor amigo, mi compañero constante en todo momento, mi fiel protector, la gran alegría de mi vida, el gran amor de mi vida; es incluso mi manager: en la playa me consigue todos los contactos sociales que yo necesito: para publicitar el santuario, para el desarrollo de mi música, para el éxito de mi libro, y siempre intenta, pero aún no ha conseguido, conseguirme una novia! PS: Taurus falleció el 10 de marzo del 2016 a los 14 años de edad; escribí un capítulo entero sobre lo que fue la bendición mas importante de mi vida (sección Taurus y Tango).

Yo: el animal mas complicado del Santuario; aquí algunas lindas fotos con mis adorados Santos Animales:


flecha-arriba